El sirope de manzana es uno de los jarabes frutales más saludables que existen en el mundo.

Al elaborarlo, las propiedades de la manzana son explotadas al máximo, sintetizando todos sus nutrientes en un liquido que aporta a la digestión y el metabolismo del cuerpo humano.

Actualmente se utiliza ampliamente en el mundo de la gastronomía gourmet, como también en la repostería.

Sus sabores son igual de intensos al de la miel, por lo que puede ser implementado en la dieta de personas con diabetes.

Sin embargo, como todo sirope frutal, resulta necesario hacer un consumo moderado de este jarabe para no afectar a la salud.

Ya que aunque sus niveles de fructosa son superiores a los de glucosa, su consumo excesivo también puede conducir a la hipertensión o ansiedad.

Curiosamente, medicinalmente se ha descubierto que este sirope combate la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y el Alzheimer.

Receta para hacer sirope de manzana (verde, amarilla o roja)

Para realizar este sirope de manzanas verdes, rojas o amarillas el proceso es bastante similar al que se sigue con otro tipo de frutas como la fresa o el durazno, entre otros.

Para ello, los ingredientes a utilizar son los siguientes:

  • 1 kilogramo de manzanas
  • Medio kilo de azúcar
  • 1 litro de agua.

Preparación

El primer paso por supuesto será lavar y cortar las manzanas en pedazos pequeños.

Mientras realizas esto puedes dejar una olla en la estufa con el agua y el azúcar.

Cuando el agua este tibia agregas los trozos picados del kilo de manzanas.

El calor del fuego definen lo dorado que será el jarabe.

Debes remover la mezcla a medida que se calienta, para evitar que se reseque. Luego deberás esperar a que el agua se evapore.

A medida que el agua se va evaporado vas decidiendo que tan dorado y denso deseas que sea el sirope, mientras con una cuchara terminas de aplastar los trozos de manzana.

Otra opción para lograr que todos los trozos de manzana se ablanden consiste en utilizar una batidora y con velocidad baja permitir que se trituren por completo, fundiéndose con la mezcla restante.

Una vez se haya creado el jarabe de manzana y dejar enfriar a temperatura ambiente, lo ideal es que se almacene el producto en un recipiente de cristal.

sirope-de-manzana

Después de lo cual se lleva al refrigerador durante un tiempo de dos horas. Solo entonces puede estar disponible para su consumo.

Este jarabe de manzana se caracteriza naturalmente por conservar sus propiedades nutricionales y alimenticias, ya que no cuenta con conservantes, químicos u otros elementos artificiales.

Por lo mismo, el tiempo de conservación de este producto no debe ser superior a los 15 días.

Se debe mantener en la nevera en la mayor parte del tiempo, para que los sabores y las propiedades que ofrece el jarabe se mantengan.

Como prepararlo con la thermomix

El proceso para elaborar sirope de manzana en la Thermomix es mucho más rápido y divertido.

Los ingredientes a utilizar son los siguientes:

  • 300 gramos de manzana picada en pequeños cuadritos
  • 40 gramos de azúcar
  • 20 gramos de azúcar invertido
  • 10 gramos de azúcar vainillado
  • Una pizca de sal

Todo esto debe complementarse con un total de 150 ml, de agua que serán los que aportarán la suavidad a la manzana, hasta convertirlo en el liquido delicioso que representa el jarabe de manzana.

Una vez tengas todos los productos, debes agregarlos al tazón.

Para la elaboración, solo es necesario configurar la Thermomix con una velocidad máxima de 4, durante un tiempo de 7 minutos y a una temperatura de 80°centígrados.

La maquina se hará cargo entonces de condensar cada uno de los productos, logrando que obtengas una mezcla suave.

Cuando retires el tazón de la thermomix te darás cuenta que el aroma que desprende el jarabe es bastante dulce.

Al igual que con la recete anterior, lo ideal es que se almacene el producto en un frasco de cristal y ser llevado al refrigerador durante un tiempo de dos horas.

Lo ideal es que este producto sea consumido en un tiempo máximo de 15 días.

Propiedades del concentrado de manzana

El concentrado de manzana, como también se le dice al sirope de esta fruta, se caracteriza por tener buenos niveles de fructosa, que compiten con la glucosa y la sacarosa.

Es decir, cuenta con lo que se consideraría como tres tipos de azucares. Aun así, es un producto que brilla por su valor nutricional.

Ya que la manzana es un fruto que cuenta con altos niveles de vitamina C, E, K, ácido fólico, hierro, calcio y fósforo.

Al ser transformado en sirope, este adquiere un 25% de hidratos de carbonos derivados de la misma fructosa. Además, su índice glucémico tras ser ingerido es bastante bajo.

Cuando consumes este jarabe tu metabolismo trabaja a un ritmo menos acelerado, ya que los minerales de la manzana mantienen a tu sistema nervioso mejor sincronizado y aportan a una buena circulación de la sangre.

manzanas-verdes-rojas-amarillas

El otro beneficio importante tiene que ver con que es un jarabe que disminuye la ansiedad que provoca el apetito, por lo que tu deseo de estar alimentándote será inferior.

Este efecto se complementa con el hecho de que el índice de calorías de este sirope es inferior al azúcar.

De ese modo, las propiedades de este sirope aportan significativamente a tu salud.

¿Se puede preparar sin azúcar?

Sí, para realizar sirope de manzana anulando el uso del azúcar, puedes hacer uso de sirope de maíz, o bien, de sirope de agave.

En el primer caso, debes mezclar medio litro de agua, con 70 gramos de sirope de maíz, tras lo cual agregas un kilo de manzanas.

Solo debes seguir los pasos de la receta ya citada al comienzo de esta entrada

Este mismo procedimiento será el que utilizarás para el sirope de agave, solo que la proporción será de 70 gramos más el efecto que produce una pequeña cucharadita de bicarbonato sódico.

Más información:

VALORA Y COMPARTE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…